Saltar al contenido

Cheat Meal

comida trampa

Cheat Meal o Comida trampa: todo lo que tienes que saber

Planificar una alimentación saludable se basa en seguir una serie de directrices planificadas según el objetivo de cada persona pero que en cualquier caso esta alimentación debe de cumplir una serie de requisitos: eliminar harinas refinadas, azúcares, alimentos fritos, exceso de sal, etc. Pero dentro de una alimentación saludable puede ser beneficioso para nuestro organismo realizar una comida trampa. La idea del cheat meal o de los cheat days (días para hacer trampa) se ha hecho famosa en los últimos tiempos entre aquellas personas que practican fitness, pero también entre aquellos que desean adelgazar o mantener un estilo de vida saludable. Algunos estudios han demostrado que un día de comida trampa semanal puede hacer que las personas se mantengan más centradas y relajadas a la hora de seguir una alimentación saludable, aunque en contrapartida también podría ser peligroso para algunas personas las cuales podrían caer en la tentación de hacer más comidas trampa semanales de lo que deberían, lo que podría acabar con el objetivo de perder peso y conseguir precisamente todo lo contrario: aumentar de peso considerablemente.

¿Cómo hacer un Cheat Meal correctamente?

La principal regla de la incorporación del cheat meal o de las comidas trampa en tu rutina de alimentación es precisamente la de no considerar esta comida como trampa, sino como una comida de la que vas a disfrutar, sin ningún sentimiento de culpa, y sin contar tampoco las calorías que vas a ingerir. Si sigues esta premisa sobre cómo integrar los cheat meal en tu rutina alimentaria, llegarás a considerarlos como parte de tu alimentación saludable y equilibrada y no como una comida basura de recompensa.

Cheat Meal Beneficios

Las investigaciones demuestran que después de una comida trampa, el cuerpo amplía su digestión, haciendo que consumas calorías más rápidamente. Esto se debe al aumento de los niveles de leptina, una sustancia química liberada por las células grasas y responsable de mantener el equilibrio energético en el organismo. Después de comer más de lo esperado, el cuerpo aumenta la producción de leptina hasta un 30% durante 24 horas.

Para aquellas personas que siguen una dieta restrictiva, prohibitiva y baja en calorías, las comidas trampa permiten comer de forma saludable de una manera más constante. Esta ingesta de calorías puede hacer que las personas que realizan comidas trampa semanales sean capaces de renunciar a otras comidas copiosas que no estaban en la agenda, las cuales sí que pueden poder en peligro el seguimiento continuado de una alimentación saludable en aquellas personas con más dificultades a seguir una nutrición adecuada.

Frecuencia de los Cheat Meal

Mientras que los días de comida trampa pueden ser un instrumento eficaz para mantener los atracones bajo control, en el caso de que hagas comidas trampa una y otra vez, corres el riesgo de acabar definitivamente con tu correcta nutrición. El método más sencillo para organizar las comidas trampa es aquel que sugiere seguir la regla 80/20, o lo que es lo mismo: el 80% de tus comidas deben de ser saludables y ajustarse a tu plan de alimentación, mientras que el 20% restante te da la posibilidad de adaptarlas a tus antojos.

Además, en lugar de dedicar un día entero a comer todo lo que te plazca, la opción a seguir es la de hacer una sola comida trampa en ese mismo día. Se recomienda hacer un solo cheat meal a la semana aunque en algunos casos podría ser alguno más, siempre teniendo en cuenta los objetivos saludables de cada persona. Aquellos que no tienen como objetivo la pérdida de peso podrían tener la opción de excederse un poco más frecuentemente que aquellas persona que quieren adelgazar y están comenzando una rutina alimenticia.

Prepara tu Cheat Meal

En el caso de que tengas la intención de consumir una mayor cantidad de calorías, intenta hacerlo en un día en el que puedas quemarlas. Es decir, se aconseja hacer el cheat meal en un día de entrenamiento intenso, sin olvidar también añadir un buen puñado de proteína para reconstruir la masa muscular. Aunque en el caso de no ser así tampoco pasaría nada pero sí que es importante no sentirse culpable por hacer una comida trampa e interpretarla como parte del plan de alimentación saludable.

Cheat Meal