Saltar al contenido

Fasciculaciones Benignas y CBD

cbd beneficios

El Síndrome de Fasciculaciones Benignas presenta muchos síntomas diferentes y cada persona puede sentir unos síntomas u otros. Es recurrente en muchos individuos que sufren el Síndrome de Fasciculaciones Benignas sentir dolores musculares. Una herramienta muy eficaz para combatir estos dolores es el Foam Roller. Pero en esta ocasión vamos a hablar de un producto que se ha hecho muy popular entre personas que sufren diferentes enfermedades, y lo utilizan precisamente para aliviar los dolores provocados por estas patologías. Estamos hablando del CBD.

Son muchas las personas que con el paso del tiempo se han dedicado a buscar métodos para conseguir aliviar los dolores articulares a través de relajantes musculares. Existen diversos medicamentos y tratamientos naturales que ayudan a mejorar, pero son pocos los que resultan del todo efectivos. En este artículo hablaremos sobre uno de ellos, el CBD y cómo éste resulta beneficioso para los dolores musculares y articulares al interferir con el funcionamiento del Sistema Endocannabinoide.

La rigidez y el dolor suelen estar estrechamente vinculados a la tensión muscular provocada por el síndrome de fasciculaciones benignas. Estos dolores musculares suelen afectar a ciertos músculos y aparecen en el transcurso de una determinada actividad o después de ella, o en el caso del síndrome de fasciculaciones benignas, sin motivo aparente.

¿Qué es el CBD y para qué sirve?

El CBD es una de las 80 sustancias químicas que contiene la planta Cannabis sativa. Se caracteriza por ser un derivado del principal componente de la flor del cannabis en su forma resinosa que no posee THC, es decir, tetrahidrocannabinol. Esto significa que es un componente original sin propiedades psicotrópicas o psicológicas.

Por lo tanto, es esencial tener en cuenta que el CBD y el THC en el cannabis se diferencian en dos tipos de cannabinoides entre los 113 cannabinoides que contiene el cannabis. En concreto, el THC es el principal ingrediente psicotrópico de la hierba. De manera que, la OMS no reconoce el CBD como una forma de adicción, aunque le otorga algunas ventajas curativas. Por otra parte, hoy en día se desconoce la existencia de efectos colaterales después de su consumo.

El CBD representa a los dos principales cannabinoides de la cannabis sativa, de la cual se extraen otras sustancias, por ejemplo, las semillas, para su uso medicinal. En 2020 los componentes medicinales del CBD fueron reconocidos oficialmente por la Organización de las Naciones Unidas (ONU). A partir de ese momento, se ha extendido en soluciones de uso que se aplican por vía tópica, como las pomadas, o bien por vía sublingual, dejando caer algunas gotas debajo de la lengua.

Las personas que sufren el Síndrome de Fasciculaciones Benignas acostumbran a afirmar que el dolor que sienten es difícil de describir por lo que su evaluación se vuelve muy complicada. Al detectar un daño, el cuerpo segrega una serie de agentes químicos llamados prostaglandinas, que provocan que los sensores del nervio comiencen a transmitir señales de dolor al cerebro. Sin embargo, si hablamos de un dolor muscular, la mejor opción es utilizar relajantes musculares, ya que actúan en el área del mismo y contribuyen a disminuir la tensión, la dureza, y a que se reduzca el propio dolor. De manera que al momento de escoger un relajante muscular natural, hay que tener en cuenta el aceite de CBD, el cual ha demostrado ser efectivo para calmar el malestar muscular.

Beneficios del CBD

El CBD resulta de utilidad a la hora de agilizar la rehabilitación de los músculos, especialmente por sus relevantes efectos desinflamatorios, que permiten regular los procesos de inflamación del cuerpo desde los primeros momentos de la ingesta, contribuyendo a evitar la sintomatología típica del Síndrome de Fasciculaciones Benignas y propiciando una pronta reactivación muscular.

El CBD puede ser muy beneficioso para las personas que sufren el Síndrome de Fasciculaciones Benignas ya que actúa directamente en el sistema musculoesquelético, en los tejidos musculares, en los huesos, en los ligamentos y en las articulaciones. Además, existen numerosos estudios acerca de sus ventajas para la artrosis. El CBD puede ser útil desde el punto de vista de los síntomas, favoreciendo la liberación y contribuyendo en los beneficios del alivio del dolor muscular y articular.

Los productos procedentes del CBD resultan especialmente eficaces para las personas que padecen el Síndrome de Fasciculaciones Benignas ya que se trata de un trastorno que se centra en el sistema neuromuscular.

A continuación señalamos los distintos y variados efectos del CBD en el proceso de la reconstrucción y reparación muscular:

  • Antiinflamatorio: permite regular la reacción del sistema inflamatorio e inmunológico con el fin de acelerar y hacer más efectiva la recuperación muscular y prevenir su excesivo deterioro.
  • Analgésico: por su actividad en los sensores TRPV, modifica los conductos de transmisión del dolor.
  • Relajante: disminuye la presión de los músculos facilitando el reposo y evitando la aparición de contracciones y espasmos musculares o fasciculaciones.
  • Sedante: favorece el reposo por su efecto relajante e hipotensor, a la vez físico y psicológico, ayudando a aumentar la eficacia de la conciliación del descanso.
  • Efecto neuro protector y antioxidante: permite disminuir el esfuerzo de oxidación y promueve las capacidades técnicas del cerebro.
  • Efecto sobre los huesos: contribuye a reforzar los huesos, colaborando en la recuperación de posibles daños.
  • Reparación de los tejidos de la piel: permite superar la existencia de inflamaciones o lesiones al promover su recuperación.
  • Efecto sobre el sistema endocannabinoide: favorece el funcionamiento de dicho sistema, fomentando la reacción del organismo hacia el estrés de forma natural y con ayuda de todo su aparato físico y mental.

Debido a sus cualidades el CBD resulta útil para la rehabilitación de los músculos afectados por el Síndrome de Fasciculaciones Benignas y como medida terapéutica para reducir el deterioro muscular y la reacción de la inflamación. El CBD se utiliza para todas aquellas personas que sufren dolores musculares y articulares ya que su acción antiinflamatoria ha quedado probada y es efectiva a partir de las primeras tomas. Está demostrado que el aceite de CBD no presenta problemas de adicción como sí pueden causar otros medicamentos farmacéuticos. En realidad, las investigaciones han demostrado que este aceite puede contribuir a prevenir todo tipo de dolor muscular y/o articular.

La estrecha vinculación del sistema endocannabinoide y el CBD es el verdadero motivo de su efectividad en el efecto relajante de los músculos. La mejor manera y la más segura de disminuir los síntomas de las contracciones musculares provocadas por el síndrome de Fasciculaciones Benignas es mediante un aporte adecuado de endocannabinoides.

El aceite de CBD es capaz de intervenir en la velocidad de los emisores de sustancias activas que se generan cuando hay dolor. Por otra parte, incrementa considerablemente la cantidad de endocannabinoides del organismo. De modo que, el aceite de CBD ayuda a aliviar el sufrimiento de los músculos por dos vías: la relajación muscular y la disminución de la rigidez.

Por otra parte, varios estudios señalan que el CBD, y otras sustancias cannabinoides, poseen un mecanismo de anticoagulación al reducir la formación de placas en la superficie de la sangre. En cualquier caso si sufres el Síndrome de Fasciculaciones Benignas y quieres utilizar el CBD para disminuir sus síntomas es importante asesorarte con un médico especializado en este producto, el cual determinará la dosis recomendada para consumirlo de una manera óptima y adecuada.

Mejores CBD del mercado

A continuación te dejamos los mejores y más vendidos CBD del mercado. Los puedes encontrar en forma de pomada o de gotas.

Síndrome de Fasciculaciones Benignas
Fasciculaciones Benignas y ELA
Fasciculaciones Benignas Síntomas
Fasciculaciones Benignas ¿Cómo superarlo?
Fasciculaciones Benignas y deporte